domingo, 16 de noviembre de 2014

¿Cómo eliminar los comportamientos que alejan a las mujeres profesionales del éxito?



¿Cómo eliminar los comportamientos que alejan a las mujeres profesionales del éxito?



Las mujeres profesionales aún luchamos por encontrar nuestro sitio dentro de la empresa, no es fácil tener un puesto de responsabilidad y conjugar lo que somos con lo que se espera de nosotras como líderes, ya que el sistema aún está adaptado en muchos casos al rol masculino, además de las tendencias culturales y sociales que nos alejan del exito profesional.

Este artículo está basado en el escrito por Peggi Drexler “8 Ways To Abolish The Behaviors That Held You Back In 2013”, publicado a primeros de 2014 en www.Forbes.com, y está dirigido a mis queridas mujeres con responsabilidades
profesionales, colectivo al que me dirijo desde www.MujerLider.es. Ten en cuenta que la traducción es ‘libre’ por dos motivos: mi inglés no es perfecto, y tampoco es mi intención hacer una traducción literal del artículo de Peggi. Aquí van 8 formas de eliminar esos comportamientos que nos alejan del exito.

Pide lo que deseas

Según una encuesta a 1.000 mujeres profesionales llevada a cabo a principios de 2014 por Citi / LinkedIn, ‘no me pagan lo suficiente’ es una de las tres mayores frustraciones profesionales que enfrentan las mujeres. Y sin embargo, sólo una de cada cuatro mujeres pidieron un aumento de sueldo en 2013. Si quieres un cambio en 2014, ¡pídelo! Hay razones para pensar que funcionará: en el estudio Citi / LinkedIn también vieron que el 75% de las mujeres que pidieron un aumento de sueldo, lo consiguieron.

No tengas miedo de ser “la mala” 

Ser mujer jefe es un círculo vicioso clásico. Para que las mujeres tengan exito, tienen que ser diferentes, extraordinarias, y -clave- no demasiado emocionales. Pero también deben ser agradables y ‘una más’. Para muchas será una situación en la que saldrán perdiendo, así que no lo intentes. En vez de eso, toma decisiones inteligentes, toma tus armas y haz el trabajo para el que fuiste contratada – sin disculparte.

Pero tampoco seas la agresora

A menudo hay ’matones’ en el trabajo que piensan que detener a los demás les asegura su puesto. Pero los estudios muestran que quienes juegan el papel de
Mentor tienen más exito profesional que aquellos que no lo hacen. Un estudio de 2012 de la Universidad de Austin – Texas reveló que aquellos que ejercieron de mentores, ganaron una mejor comprensión de sus propias fortalezas y limitaciones, aseguraron la comprensión de ciertos conceptos relacionados con la carrera profesional, y además son más felices. La lección: trata de ser mejor jefe en 2014. Al fin y al cabo, sólo eres tan buena/o como tu peor empleado.

Haz públicos tus logros, no te avergüences de tener éxito

Un estudio publicado este año en el Boletín ‘Personalidad y Psicología Social’ reveló que las mujeres son más propensas que los hombres a regalar el mérito en el trabajo. Detente. Aprender a reconocer tus propios grandes esfuerzos ayuda a abrir puertas, da confianza a otras mujeres, y puede mejorar el estado de ánimo. Además, un estudio de Harvard reveló que hablar de uno mismo
provoca la misma sensación de placer en el cerebro que la buena comida o que te paguen.

Para el contador

Ya se trate de algo pequeño como ofrecer tomar un café, o algo de mayor trascendencia como ir a hacer deporte con una colega, las mujeres tienden a llevar la cuenta de los favores dados y recibidos. Pero llevar la cuenta se basa
en la manipulación y puede conducir a un ambiente hostil, desalentando la colaboración a favor de la división y el desprecio. Es también una gran pérdida de tiempo.

Deja de disculparte por tener éxito 

Más que los hombres, las mujeres tienen tendencia a temer la ambición y el éxito, aunque por lo general inconscientemente. Se preocupan de que no son merecedoras del ascenso o el aumento, están tan preocupadas de que el exito les pueda distanciar de sus amigos y socios potenciales que no piden lo que quieren. Y sin embargo, si dejas de disculparte por perseguir tus metas
– o el logro de ellas – tendrás una mayor probabilidad de éxito contínuo y felicidad personal.

Define ‘tenerlo todo’ en tus propios términos

Se ha hablado mucho en 2013 de si las mujeres pueden ‘tenerlo todo’. Pero, ¿y en 2014, dejamos de meter a todas las mujeres en el mismo saco? Las mujeres quieren cosas diferentes – por lo que ‘todo’ es totalmente relativo. Eso está bien. Ya sea o no para conseguir una carrera y como, es una decisión muy personal y totalmente individual. Aprende a decidir por tu cuenta.

Vete a casa a la hora de cenar

En serio, ve. Si no es por tu familia, entonces por tu carrera profesional: un estudio publicado en abril de 2013 en la revista Gender&Society descubrió que trabajar 50 horas a la semana o más no ayudó a las mujeres en cargos profesionales y directivos a salir adelante, de hecho todo lo contrario. Sigue el ejemplo de Sheryl Sandberg – Directora Operativa de Facebook, que se hizo famosa por dejar el trabajo a las 5:30 para poder cenar con sus hijos a las 6:00.
Ten en cuenta que el exito de Sheryl no se debió a seguir la costumbre, sino al revés.

Las mujeres con responsabilidades profesionales tenemos aún grandes retos, no en vano nuestra incorporación a los puestos de liderazgo tiene apenas 50 años. Tenemos que aprender a pedir, a ejercer de líderes, a hablar de nuestros logros, a no disculparnos por tener éxito, a definir lo que realmente queremos, y a cumplir horarios de trabajo razonables, un estudio tras otro lo demuestran.

“Nadie consigue un gran despacho sentándose a un lado, sino en la mesa de negociación. Y nadie consigue un ascenso, si no piensa que se merece el éxito”.

domingo, 9 de noviembre de 2014

10 Razones para trabajar en equipo







10 Razones para trabajar en equipo

 Los grandes triunfos no los consigue un solo jugador; sino un equipo. Ya lo decía Michael Jordan: “El talento gana partidos, pero la inteligencia y el trabajo en equipo ganan campeonatos”. Y la frase de este gran basquetbolista es completamente cierta.

¿En tu empresa trabajan en equipo? ¿Confías en tus colaboradores y empleados para lograr las metas? ¿Todos están en la misma página y trabajan por un mismo objetivo? Si aún no adoptas una verdadera cultura de colaboración, te decimos por qué debes hacerlo hoy mismo:

1. Porque se complementan las habilidades y los talentos.
Cuando tienes un equipo de trabajo diverso y bien enfocado, se pueden disminuir las debilidades y potenciar las fortalezas. Busca gente distinta que esté dispuesta a cooperar y trabajar por un mismo propósito.

2. Porque se completan más rápido las tareas.
Si todos trabajan en un mismo proyecto, apoyándose mutuamente, el tiempo invertido en una tarea es mucho menor. El trabajo en equipo es clave para la productividad en una empresa.

3. Porque confías y te vuelves confiable. La confianza es el ingrediente básico del trabajo en equipo. Si confías en tu personal y ellos en ti, es mucho más fácil alcanzar las metas y resolver problemas.

4. Porque aumenta el sentido de pertenencia. Si una persona se siente parte de un equipo, es más probable que sea leal a la empresa. Esto disminuye la rotación de personal y aumenta la motivación.

5. Porque es gratificante para todos. Nada se siente mejor que un abrazo o un “high-five” de celebración cuando se cumple una meta de ventas o un proyecto es exitoso. Estos sentimientos compartidos son imprescindibles para que una persona se sienta feliz profesional y personalmente.

6. Porque no estarás solo. Cuando tienes un equipo en el que confías, nunca te acecha la soledad. Puedes compartir con ellos tus ideas, alegrías y tristezas.

7. Porque únicamente así se alcanzan las metas. Muchas cosas no las podrías lograr si no tuvieras el apoyo de un equipo. Por eso, es esencial que desde el principio elijas a las personas correctas que aporten a tu cultura
Y estrategias de negocio.

8. Porque de esa manera aprendes más de ti. El trabajo en equipo ofrece un importante aprendizaje individual. Cuando realmente todos colaboran, cada miembro sabe para qué es bueno y en qué áreas necesita ayuda.

9. Porque puedes resolver mejor los conflictos y encontrar nuevas ideas.
“Dos cabezas piensan mejor que una”... ¿y cómo pensarán 5, 10 ó 15? Para encontrar soluciones a tus problemas nada mejor que compartirlos con los demás miembros de tu equipo y pedir que aporten ideas.

10. Porque es mucho más divertido.
Por último, pero no menos importante, está el factor de disfrutar lo que haces.
Procura que en tu equipo haya buena comunicación y sana convivencia; ayudará a hacer más fácil y disfrutable cada proyecto.


sábado, 1 de noviembre de 2014

7 cosas por las que los madrugadores se diferencian del resto y 6 Pasos para disfrutar tu presente

7 cosas por las que los madrugadores se diferencian del resto
 


Para muchos de nosotros, este reloj interno (llamado ritmo circadiano) tiene programado de forma natural un ciclo ligeramente superior a 24 horas. Alrededor de una cuarta parte de la población tiene un ritmo circadiano de más de 24 horas, lo que provoca que estas personas quieran acostarse más tarde. Otra cuarta parte de la población tiene un ritmo circadiano que dura menos de 24 horas, lo que hace que estas personas se levanten más temprano por las mañanas.

Los tres grupos de personas (las que se acuestan tarde, las que se levantan temprano y las que se sitúan en un término medio) constituyen lo que llamamos “cronotipos”. La típica división entre madrugadores y trasnochadores puede deberse a una cuestión científica. La mayoría de las personas no es ni una cosa ni la otra; son neutras, pertenecen a un tipo intermedio, y suelen levantarse cuando se hace de día y desconectar cuando empieza a hacerse de noche, afirma Frederick M. Brown, profesor asociado de psicología y director del Human Performance Rhythms Laboratory de la Universidad Estatal de Pensilvania.

Entre las personas diurnas y las nocturnas también hay casos extremos y leves, asegura Michael Smolensky, de la Universidad de Texas en Austin. Utilizando un símil ornitológico, los más madrugadores serían alondras y los más trasnochadores, búhos.

Cuanto más extremo sea el cronotipo, más difícil resultará a la persona cambiar sus hábitos del sueño. En algunos casos, las “alondras” se levantan incluso antes de que se haga de día, afirma Brown. “Su reloj interno les dice ‘Ya has dormido suficiente, puedes levantarte’, independientemente de lo que diga su despertador, y de que sea o no de día”, explica. Limitar el uso de luz artificial por la noche y dejar que entre luz natural por la mañana puede ser útil para cambiar los ciclos de sueño, hasta para los “búhos”.

Con la edad, nuestros cronotipos cambian, al menos ligeramente. Los adolescentes suelen ser más trasnochadores, asegura Brown. Como el tiempo total de sueño disminuye con la edad, las personas mayores tienden a hacerse más madrugadores. En cambio, según el profesor Brown, la mayoría de nosotros somos neutros. 

Aunque las verdaderas “alondras” no son muy frecuentes, puede que tú seas una de ellas si te identificas con las siguientes afirmaciones.

1. Los madrugadores son más felices
Una persona diurna suele tener una actitud más alegre. Las investigaciones sugieren que existe un vínculo entre la felicidad y los jóvenes con hábitos diurnos, pero, Renee Biss, estudiante de la Universidad de Toronto y del Rottman Research Institute, y sus compañeros se empeñaron en incluir a los adultos y ancianos en la ecuación. “Descubrimos que la diurnidad tanto en jóvenes como en mayores estaba asociada a un mayor número de experiencias positivas”, cuenta al HuffPost. Los madrugadores también afirmaron que se sentían más sanos, nos explicó.

Hay dos explicaciones posibles, cuenta Biss. Puede que los trasnochadores sean menos felices porque el horario de 9 a 5 les resulta mucho más duro, o puede que haya “algo beneficioso en el hecho de levantarse temprano”, explica, como una mayor exposición a la luz natural, que actúa como estimulante.

2. Sacan mejores notas
Según un estudio de 2008 de los alumnos de la Universidad de Texas, las notas de los estudiantes que se identificaron como personas diurnas eran un punto superior a las de sus compañeros nocturnos, tal y como informó WebMD. Esta diferencia en los resultados podría deberse a los patrones de comportamiento de las personas diurnas: tienden a acostarse más temprano, por lo que evitan un buen número de actividades nocturnas que les podrían distraer, y además se levantan temprano, lo que hace que les resulte más fácil llegar a clase a tiempo y encontrar más huecos para estudiar, explicó a WebMD el investigador Daniel J. Taylor, profesor adjunto de psicología en la Universidad del Norte de Texas.

3. No le dan al botón de repetición de la alarma
¡Porque no lo necesitan! “En general, las personas diurnas se despiertan rápidamente, sin apenas aturdimiento”, listas para empezar directamente con el grueso de la actividad, asegura Brown. Las personas diurnas muestran “mucha energía y alegría por la mañana”, afirma Smolensky.

4. Son más productivos… (adivina)… por la mañana
Antes de que un búho se sacuda el rocío de la mañana, la alondra ya ha salido a correr, se ha preparado el desayuno y ha mandado unos cuantos e-mails. Las alondras prefieren planificar sus actividades por la mañana temprano, sobre todo si se trata de algo “que plantea un desafío cognitivo”, asegura Biss.

5. Son más meticulosos
En la gama de personalidades, la gente más meticulosa es también más eficiente, organizada y con claros objetivos, además de que normalmente también prestan más atención a los detalles. Algunas investigaciones asocian a las personas diurnas con la meticulosidad, explica Brown, pues suelen estar “más alerta, casi ansiosas, en un sentido positivo”, afirma. La meticulosidad también se cita en algunos artículos como la razón de que las personas diurnas se anticipen a los problemas y reaccionen con más rapidez ante los mismos.

6. Tienen menor riesgo de depresión
Algunos estudios vinculan el deseo de quedarse despierto hasta tarde con un mayor índice de depresión. 
Sin embargo, no está claro si esto se produce por algo inherente a las personas nocturnas o por las exigencias que impone la sociedad. “Las personas diurnas son las que han establecido las reglas de la sociedad: cuándo hay que levantarse, cuándo se organiza todo y cuándo hay que cerrar”, asegura Brown. “La gente nocturna no tiene elección”, y a menudo se pasa la vida con una falta de sueño crónica. Esto ya es suficiente para poner en riesgo la salud física y mental de cualquiera.

7. Pueden ser más simpáticos
En un pequeño estudio de 2013, se mostró que las “alondras” tenían menos probabilidades que los “búhos” de poseer rasgos de personalidad propios del “triángulo oscuro” (narcisismo, maquiavelismo y psicopatía), puesto que la oscuridad de la noche permitiría que las personas nocturnas llevaran a cabo maniobras oscuras sin ser pilladas.

 Fuente:
elartedesabervivir.com






El pasado es tormentoso en algunos momentos de la vida, cuando los recuerdos no son agradables y nos torturan a cada paso, cuando existen sentimientos como odio o rencor y que en vez de que disminuyan o desaparezcan van creciendo y convirtiéndose en una carga en nuestra vida; es momento de detenernos y aprender a eliminar ese pasado que no ayuda y que ya no podemos cambiar, transformar esos sentimientos de odio en perdón.

Para nadie es agradable haber vivido una relación difícil, ya sea con un familiar, amigo, pareja, etc., que nos ocasionó un dolor profundo y que no hemos podido perdonar o superar, pero si esa persona llega a morir, esto se convierte en un sentimiento de culpa de lo que pude haber hecho, no tenemos que esperar a que algo así suceda para poder sanar y cerrar esos círculos; si te lastimó y te dolió,  no tienes por qué vivir con una carga que no te permite abrir tu mente a nuevos horizontes.

Aquí 6 tips para vivir tu presente y dejar atrás a ese pasado que no te hace bien.

1. No te lamentes por  lo que ya sucedió. Vivir siendo víctima de tu propia historia no es nada agradable, tú debes de ser el personaje principal de tu historia, el héroe, el que siempre hace el bien y sale triunfador.

2. No repitas los errores del pasado. Si es de humanos equivocarse y te paso una vez, no permitas que sucedan nuevamente las mismas historias, aprende de ellas y busca siempre ser mejor.

3. Acepta tu realidad. Cada persona escribe su propia historia y construye su destino, no vivas pensando en que si hubieras hecho tal o cual cosa sería diferente, esta es tu realidad y de ti depende cambiarla de manera favorable.

4. Pensamientos y sentimientos. Está comprobado que la manera en la que nos sentimos es a raíz de lo que pensamos, busca siempre ser una persona optimista y verás cómo cambias el color de las cosas.

5. Vive tu presente. Esta es la mejor receta para disfrutar de una vida plena y llena de paz, valorando lo que tienes y agradeciendo lo que los demás hacen por ti, buscando el bien y disfrutando cada amanecer, no pensando en tu ayer ni en tu mañana.

6. El tiempo no regresa. No podemos regresarlo como si fuera una película y cambiar esa escena que no nos quedó bien; en la vida, todo aquello que hiciste y dijiste ya está filmado, pero la decisión de seguir aferrado a un pasado doloroso  y difícil de modificar es sólo tuya. Tienes un presente maravilloso, con la oportunidad de ser mejor, cada día vivido es una página más en el libro de tu vida, llénalo de cosas agradables y, si en algún momento te quieres sentar a leerlo, puedas disfrutar, reír y posiblemente volver a llorar esa historia que tú y nadie más quiso escribir así.

 Fuente:
elartedesabervivir.com