sábado, 6 de febrero de 2016

5 Herramientas de Email Marketing para tu Negocio


El email marketing continua siendo uno de los pilares más importantes de la estrategia digital de un negocio.

Algunos piensan erróneamente que las redes sociales acabaron con el email, pero no es así. Las redes sociales son muy efectivas para atraer clientes potenciales, pero el email marketing es mucho más efectivo cuando de conversión y fidelización se trata.

Si aún no estás aprovechando el potencial del email marketing en tu negocio, a continuación te comparto 5 poderosas herramientas para que desde hoy mismo comiences a construir y gestionar tu lista de suscriptores.

 

1. Mailchimp


Mailchimp

Mailchimp es actualmente la herramienta de email marketing más usada por las startups y pymes.

Es una de las herramientas más completas y poderosas, pero también es una de las más fáciles de implementar y de usar. Su interfaz sencilla y amigable te permitirán familiarizarte rápidamente con todas las funcionalidades que posee.

Cuenta con plantillas prediseñadas para crear tus emails y se puede integrar con Google Analytics para hacer seguimiento a las campañas que pongas en marcha.

Con Mailchimp puedes importar las bases de datos de emails de clientes que tengas en Excel, Google Drive o en un CRM. También puedes implementar un widget de Mailchimp en tu sitio web o blog para registrar usuarios desde allí.

La versión gratuita te permite gestionar bases de datos de emails con hasta 2 mil suscriptores y enviar un máximo de 12 mil correos cada mes. Los planes de pago varían según la cantidad de suscriptores que manejes y según la cantidad de emails que necesitas enviar por mes.

 

2. Doppler


Doppler, email marketing


Doppler es una excelente opción para hacer email marketing sin complicarse la vida. Con esta herramienta puedes administrar campañas, medir resultados y programar envíos de emails automáticamente.

Cuenta con un asistente paso a paso que te ayudará a crear emails efectivos a partir de plantillas prediseñadas. En cuestión de minutos, y sin complicaciones, tendrás en marcha tus campañas.

La interfaz de Doppler está disponible completamente en español, lo cual es una ventaja si no dominas el inglés y quieres aprovechar todas las funcionalidades de esta herramienta.

Al crear tu cuenta, periódicamente recibirás en tu correo artículos y consejos sobre cómo mejorar tus campañas.

Con la versión gratuita puedes gestionar bases de datos de hasta 500 suscriptores.

 

3. Mailrelay


Mailrelay, email marketing

Aunque comencé a usar hace poco Mailrelay, la verdad estoy muy satisfecho con los resultados. Es una herramienta muy completa y efectiva.

La creación y gestión de emails es bastante sencilla. Desde el panel de administración tienes acceso a estadísticas detalladas acerca del rendimiento de las campañas y del comportamiento de los usuarios.

De las herramientas aquí mencionadas, Mailrelay es la que te ofrece la mayor cantidad de usuarios en su versión gratuita. Al registrarte gratis, tienes la posibilidad de gestionar hasta 3.000 suscriptores; pero por seguirlos en Facebook, Twitter y Google+, te amplían la cantidad de suscriptores a 15.000 y te permiten enviar hasta 75.000 correos gratis cada mes.

 

4. Aweber


Aweber, email marketing


Aweber es una de las herramientas favoritas de bloggers y de personas que venden productos a través de Internet. Cuenta con una gran cantidad de formularios personalizables con diferentes funcionalidades.

Es una opción muy efectiva para la creación y gestión de newsletters. Cuenta con herramientas de automatización muy poderosas para la atracción y fidelización de usuarios.

La versión gratuita te permite usar todas las funcionalidades de Aweber por 30 días. Una vez finalizado este periodo, podrás contratar un plan desde $19 dólares por mes, dependiendo de la cantidad de suscriptores que gestiones.

 

5. Campaign Monitor


Campaign Monitor, email marketing


Campaign Monitor es una excelente opción para agencias y para grandes empresas. Cuenta con una herramienta denominada Worldview que permite ver una mapa en tiempo real con la geolocalización de la lectura de los emails.

El asistente de creación de emails te ayudará a crear diseños elegantes y profesionales para cautivar a tus clientes.

Para usar Campaign Monitor puedes contratar un plan desde $9 dólares por mes o registrarte gratuitamente y pagar sólo por las campañas que envíes.

¿Has usado alguna de estas herramientas de email marketing en tu negocio? ¿Conoces alguna otra herramienta interesante? Deja tus comentarios y aportes acerca de este tema.


Te recomendamos leer ➔ Cómo utilizar el Email Marketing en Tu Negocio 

domingo, 31 de enero de 2016

10 Tips de Guy Kawasaki para Crear el Post Perfecto


Entre las grandes tendencias de marketing digital para este año, veremos que cada vez más empresas adoptarán el marketing de contenidos como estrategia para promover sus productos y sus marcas.

Sin embargo, publicar contenido en redes sociales no es tan sencillo como muchos creen. Hay que poner en práctica ciertas pautas para lograr que la información tenga el impacto que necesitamos y sea compartida.
Por eso, el experto en marketing digital, Guy Kawasaki nos da 10 tips para crear el post perfecto y no fallar en el intento.
  1. ¿El público lo va a compartir?
Tu post debe tener el potencial suficiente para lograr que el público lo comparta con sus amigos. Por tanto, hazte esta pregunta:  ¿Tus seguidores estarían dispuestos a arriesgar su reputación digital para difundir el contenido que has publicado?
  1. Contenido de alto valor
Los buenos posts son valiosos. Le sirven a los usuarios de algún modo, ya sea porque reúnen una o varias de las siguientes características:
  • Proporcionan información: Describen qué pasó o brindan datos de interés.
  • Hacen un análisis: Explican qué significa que haya pasado algún suceso.
  • Ayudan hacer algo: Enseñan cómo se utiliza, cómo se hace. Los famosos ‘paso a paso’ o lista de tips.
  • Entretienen: Le dan a la gente un rato agradable y una excusa para distraerse.
  1. Hay que SOBRESALIR
En las redes sociales abundan diversas marcas y empresas publicando contenido. Para destacar debemos ser auténticos. No sigas a las masas, adopta una posición definida. No temas establecer un punto de vista o estilo concreto. Recuerda que lo diferente no pasa desapercibido.
  1. Sé breve
La brevedad reina en las redes sociales. En este caso, cuanto más corto y directo sea un post, mejor. Mantén un máximo de 50 caracteres por título y 3 frases por cada texto. Redacta siempre en voz activa. En lugar de escribir: ‘El iPhone fue lanzado por Apple’ , mejor ‘Apple lanzó el nuevo iPhone’.
TRUCO: En twitter no excedas de 120 caracteres para que los seguidores tengan espacio de hacer retweet y escribir menciones.
  1. Dale crédito a las fuentes
Sé agradecido. Aquí prima la cultura de “hoy por ti, mañana por mí”. Además, tu reputación se verá seriamente afectada si te apropias de contenido ajeno.
  1. Agrega drama
Incluye fotos y gráficas en cada post. Así el contenido será más visual, y por tanto, tendrá más actividad. Las imágenes son un excelente recurso para llamar la atención y aumentar la cantidad de gente que comparte las publicaciones. Y recuerda revisarlas en dispositivos móviles para que se vean bien.
  1. Aprovecha los hashtags
Los hashtags fomentan la conversación online y se pueden usar en prácticamente todas las redes sociales. Antes de crear un hashtag propio verifica que nadie lo está usando o que no esté relacionado con contenido inapropiado.
También puedes usar hashtags que hayan sido creados, pero procura que sean claros, evidentes y que conecten con tu marca y lo que estás diciendo.
  1. Establece horarios y frecuencias
Programa el horario de tus publicaciones cada semana. Para ello puede usar plataformas como Hotsuite, Buffer, Sprout Social, etc. Es mucho mejor distribuir los posts a lo largo del día en lugar de mandarlo todo en media hora. No tengas miedo a repostear cuando sea necesario, pero siempre manteniendo la lógica.
Establece la frecuencia más conveniente para tu marca. Por lo general suele ser diariamente 8 o 10 tweets en twitter, 2 o 3 en Facebook, 2 en Pinterest y una carta en linkedin.
  1. Publicaciones cruzadas
Es válido, y útil, compartir los posts entre redes. Por ejemplo, si publicaste una imagen en Facebook, puedes invitar a tus seguidores en Twitter para que la vean a través de un link. Así vas a lograr mayor actividad en las publicaciones y puedes impulsar las redes que necesitan un empujón. Recuerda que no es necesario estar presente en todas las redes; escoge las que mejor te funcionen de acuerdo a tu negocio o marca y objetivos.
  1. Mira las redes sociales desde una página de incógnito
Sal de tus páginas de administrador para entrar a tus perfiles como cualquier usuario. La idea es ver qué está viendo tu público exactamente.
¿Y tú? ¿has tenido en cuenta estos aspectos para crear tus posts en redes sociales?

Acerca del autor:
AlexEste articulo fue escrito por Alexandre S. Fonseca.
"Emprendedor por naturaleza y de carácter explorador. Enamorado de los negocios online. Creando valor para que consigas tu libertad personal, profesional y financiera”.

Sígueme en:
Autor de los libros:
 ______________________________________________________________

 7 Libros gratis sobre Marca Personal 


 Contar con una reputación sólida y una marca personal consistente es, sin duda, una gran herramienta para construir relaciones profesionales efectivas y destacar en el mundo de los negocios.

Como emprendedor debes estar interactuando constantemente con clientes, socios, proveedores, aliados, inversionistas y otros emprendedores, y ten por seguro tu marca personal te ayudará a abrir muchas puertas.

Si deseas trabajar en construir o mejorar tu marca personal, a continuación te compartimos una recopilación con 7 libros gratis en los que encontrarás pautas, claves, consejos y estrategias para desarrollar y potenciar tu personal branding.

Libros sobre marca personal Imagen por Shutterstock

LISTA DE LIBROS:

60 consejos prácticos para mejorar tu Imagen de Marca Personal
 
Guía para el desarrollo de tu marca personal: 100 buenas prácticas para que te digan "Te sigo, Te compro"
 

Personal Branding: hacía la excelencia y la empleabilidad por la marca personal
 

Branding & Pyme: un modelo de creación de marca para pymes y emprendedores
 

31 Historias de branding personal contadas en primera persona
 

Es algo personal: 2 años de marca personal intensiva
Personal Branding 3.0: Valores al alza
 

Bonus: Guía didáctica sobre marca persona


Enlace de descarga: Descargar gratis Libros de Marca Personal

domingo, 24 de enero de 2016

Estos son los grandes retos que van a tener que afrontar los CEOs




Los trabajos evolucionan, los tiempos cambian, y los grandes líderes también. Los CEOs van a tener que afrontar grandes retos para estar a la altura de los tiempos que se avecinan, años de cambios todavía más frenéticos que los que hemos experimentado hasta ahora. Este fue el topic central que se cubrió en el Comité Harvard – IESE, donde se analizó el perfil de los líderes del sector empresarial en los próximos 10 años.

1. Global, global y cada vez más global. La cada vez mayor internacionalización de los negocios llevará a tener muy en cuenta factores como la subcontratación, las inversiones en el exterior, la deslocalización, la gestión de múltiples filiales, la fluctuación de los impuestos y los riesgos del cambio de divisas.

201611413711_2

2. Priorizar la sensibilidad cultural. Ante el escenario global que se presenta y que ya vivimos, la deslocalización de las empresas y la implantación de filiales en países cuyas culturas nada tienen que ver con la nuestra exige un ejercicio de concienciación, modestia y respeto.

201611413711_3

3. Involucración en las políticas gubernamentales, tanto a nivel local como global. Los CEOs jugarán un papel esencial a la hora de tratar temas como la regulación laboral o la política monetaria, por lo que deberán involucrarse de forma proactiva en estos asuntos.

201611413711_4

4. Erigirse como principales garantes de los valores de las organizaciones que representan. Cada vez la sociedad muestra una mayor repulsa hacia ciertos sectores, como la banca, a raíz de los escándalos de los últimos años. La crisis ha corrompido al entorno empresarial, y los altos directivos son los primeros interesados en reparar ese daño a su reputación y mostrar una imagen de compromiso y honestidad.

201611413711_5

5. Mantenerse al día en la era digital. Aunque en ningún caso debe desplazar a otros aspectos de la estrategia igualmente esenciales, en los próximos años saber desenvolverse con los últimos avances tecnológicos e informáticos es un requisito ineludible para poder competir globalmente.

201611413711_6

6. Invertir en conocimiento y habilidades. En el contexto de envejecimiento de la población que experimenta la mayoría de países desarrollados, sería un error dejar que los empleados queden obsoletos. Uno de los mayores retos será luchar contra ello, y procurar a los trabajadores los conocimientos y habilidades necesarias, fomentando y premiando la innovación. 

201611413711_7

7. No perder de vista el medio ambiente. La energía es, probablemente, uno de los mayores retos del futuro. Al tratar con reguladores y gobiernos y tomar sus decisiones, los directivos deberán ver más allá de sus propios intereses y otorgar una importancia capital a aspectos externos tales como el calentamiento global y el cambio climático.

201611413711_8

viernes, 22 de enero de 2016

El Community Manager ha muerto



Bienvenidos al entierro de uno de los perfiles más famosos en la era de Internet. El Community Manager o CM, como se lo llama habitualmente, es cosa del pasado. El concepto mismo y sus funciones ya forman parte del baúl de los recuerdos de la web.

Este puesto dentro de la empresa queda a cargo del Estratega Digital, la figura emergente luego de la muerte de tan mítico personaje, como sin duda fue el CM.

Las empresas de envergadura y emprendimientos serios apuestan por un perfil profesional que genere verdadero valor a la marca. La figura del Estratega Digital es una autoridad dentro de las empresas actuales, no un simple personaje que nadie respeta y se encuentra al final del organigrama organizacional de la empresa, como lo era, y lastimosamente en algunos lugares lo sigue siendo el Community Manager.

La comunicación en los emprendimientos está apuntando a la profesionalización y el tener una persona que se encarga de las redes sociales solamente es tan absurdo como tratar de tener una persona que solamente se dedique a revisar y contestar absolutamente todos los mails de la empresa. Actualmente se apuesta a algo más profundo, más serio y no al simple envío de tweets o publicación de posts a determinada hora elegida al azar. 

El verdadero problema radica en que no existe estrategia alguna detrás del Community Manager promedio y esto se puede evidenciar en algunas prácticas recurrentes de los que también son llamados en ocasiones “Social Media Manager” o “Social Media Expert”. Si el encargado de redes de un emprendimiento o empresa cae en alguna de las siguientes prácticas es hora de echar a alguien:

1- Las respuestas a seguidores o usuarios son genéricas y constantemente vive pidiendo que lo sigan para poder contactar vía DM o pide que le escriban al inbox para la solución de problemas sin consultar si el inconveniente es o no importante para hacer pasar por dicho proceso al usuario. Esto hace que el cliente realice el trámite una y otra vez. Esto es algo erróneo que tarde o temprano terminará hartando al usuario y se convertirá en problema para la comunicación de la marca.
2- Frecuentemente realiza concursos con pedidos de RTs o Like que no hace más que atraer público interesado por el premio y no por el mensaje de la marca. Aparte de que estos concursos están prohibidos en las principales redes sociales, no hacen más que inflar la cantidad de seguidores o usuarios que aparecen solamente a la hora de sorteos y que por los general son perfiles falsos.
 
3- Administra el blog de la empresa con largos posteos abiertamente “copypasteados” y que en ocasiones no tienen que ver con la marca, utilizando como principal criterio de elección para el contenido “que se trata de un material viral” que atrae gente, tirando su honor por la ventana al elegir Tumblr como plataforma. No hace falta explicar, eso está muy mal.
 
4- Realiza email marketing con bases de datos compradas. Es uno de los errores más frecuentes en los que caen los CMs. El utilizar bases de datos compradas es lo más absurdo que se puede hacer. Por lo general las direcciones no existen o dejaron de ser utilizadas hace años, lo que equivale a disparar al aire sin un objetivo alguno, agregando que pueden convertirse en spam y caer en penalizaciones por parte de los proveedores de correos.
 
5- Cuando realiza el balance de sus gestión tiene sólo en cuenta la cantidad de seguidores, me gustas, RTs o Fav que obtuvo. No identifica los valores que debe tener en cuenta en torno a la marca y no entiende sobre que significa para la empresa una conversión.

Se necesita una estrategia

Uno puede pasar horas y horas enumerando los distintos errores que los Community Managers comenten a la hora de ejercer su labor. Pero algunos dirán que existen buenos CMs, lamento decirles que no es así. El concepto de Community Manager literalmente significa "Administrador de comunidades", comunidad que en la gran mayoría de los casos no existe o es un abultado cúmulo de personas que no los une algún intereses en común, característica principal de una comunidad.

Pero en el caso de que existiese una verdadera comunidad, la figura del CM no es necesaria. Una comunidad es activa de por sí, lo temas surgen de manera espontánea y la comunicación fluye sin intervención de ninguna persona que haga de payaso para que la gente ría y converse.

Sin una estrategia clara, con objetivos definidos y con metas plasmadas, la figura del Community Manager se limita a la administración a ciegas de FacebookTwitter. Si no se saca provecho con las mediciones, se miden conversiones y se plantean nuevas estrategias en base a los datos obtenidos, no vale la pena tener un CM.
"Una comunidad es activa de por sí, los temas surgen de manera espontánea y la comunicación fluye sin intervención de ninguna persona que haga de payaso para que la gente ría y converse"
— Milciades Balbuena

La parte linda de la cuestión viene con la aparición del perfil profesional al que deben apuntar las grandes marcas y emprendimientos. El presente demanda la aparición del Estratega Digital, que goza de muchas cualidades que un Community Manager ni tiene idea. Este nuevo puesto de trabajo exige algunas habilidades  específicas que ayudan a la formación de una marca en el campo  digital.

Un Estratega Digital deberá de contar con autoridad y libertad de acción dentro de la empresa. Es el encargado de controlar las campañas de inbound y outbound marketing. Necesita conocimientos de Growth Hacker y capacidad de coordinar todos los ciclos que de las estrategias de marketing de un emprendimiento o empresa de éxito genera.

Estamos en una época donde las experimentaciones deben realizarse a nivel profesional, arriesgar con gente que cuenta con las capacidades de lograr una gestión de marketing de seriedad. Aunque las empresas en nuestro país choquen con la escasez de perfiles de Estrategas Digitales, el mercado nacional cuenta con agencias de primera para esta labor e incluso, brinda capacitaciones para formar Estrategas Digitales.

Como recomendación final se puede decir que en Paraguay se debería de apostar a contar con la figura de Estratega Digital o apostar por las agencias. Es hora de asumir la muerte del Community Manager y profesionalizar el área digital, para así poder colocar a las empresas, emprendimientos y al país a la altura profesional del mundo en materia digital.

sábado, 16 de enero de 2016

10 buenos consejos de un emprendedor de Silicon Valley


Geoff Brigham, directivo de Wikimedia (Wikipedia), curtido en eBay durante cerca de una década, desgrana el modelo de innovación en un decálogo a su paso por la Jornada Empresa y Conocimiento de la Asociación Española de Directivos (AED).
15/12/2015




1. Tu empresa ha de poner el foco en las personas, seleccionando perfiles que sean diferentes a uno mismo para "tener diferentes puntos de vista", apelando por ejemplo a los equipos mixtos tanto de géneros (mujeres y hombres) como de perfiles y experiencias. Asimismo, ha apelado al líder "humilde", ya que desde su posición "tiene que ser capaz de generar entornos flexibles donde el diálogo y la generación de ideas sean valorados positivamente".

2. Desarrolla tu producto y lánzalo al mercado.  No se debe esperar a que esté perfecto ya que "puedes perder una oportunidad".  Es importante conocer  cuanto antes las reacciones de los clientes y corregir para adaptarlo a sus necesidades.

3. No es un mito: abraza el modelo de prueba y error. Cuando tienes el producto, experiméntalo en grupos pequeños para tener datos que te permitan seguir. Probando y teniendo errores aprendes a ver cuál será su proyección en mercados más grandes.

4. No renuncies a buscar ayuda en tu comunidad. Wikimedia y otras organizaciones  sin ánimo de lucro han basado su crecimiento en la creación colectiva. Wikilawyers, que es una comunidad de Wikimedia,  contribuye a mantener este proyecto,  para tenerlo al día en cuestiones legales, en caso contrario Wikimedia no podría disponer de tantos consejeros legales.

5. Los pequeños equipos son más ágiles y rápidos, y habitualmente más eficientes. Un ejemplo de una startup muy exitosa que han trabajado a través de pequeños equipos es Amazon, que ha favorecido el pensamiento innovador. Pequeños equipos que te permiten una cultura flexible, de creación de pequeños grupos para solucionar los problemas.

6. Hay que simplificar los problemas. El directivo de Wikimedia ha recomendado "reducir las cosas a lo fundamental y empezar a razonar a partir de ahí", poniendo el ejemplo de la empresa Uber, que se ha basado en una necesidad básica: mejorar el transporte.

7. Ten un mantra. No centrarse en una declaración de misión, sino en una frase corta, directa, que reduce a la mínima expresión dónde debe centrarse el equipo para encontrar la innovación. Por ejemplo:  "Think different" de Apple, o  "Peace of mind" de Federal Express (FedEx). 

8. Para ser innovador no tienes más remedio que correr riesgos.  "Hay que ir más allá si quieres ser innovador", ha asegurado, además de "ser audaz y correr riesgos, siendo siempre consciente de los límites" con los que cada empresa cuenta.

9. Cuando estás en la cima tienes que liderar como si no lo estuvieras. Brigham admite que "si todo te va muy bien, debes empezar a preguntarte qué ocurre", ya que puede ser que el líder empresarial este alejándose del cliente, dejando de escucharle."Estar confiados es una señal de advertencia, sobre todo cuando se está  en lo más alto", ha asegurado.


10. No renuncies a tu idea  por comentarios desalentadores.  El directivo de Silicon Valley ha terminado su decálogo con un consejo: "No te dejes influir por aquellas voces que te dicen que tu idea es una locura. Ellos pueden estar en un mundo diferente al tuyo. Estás innovando y tienes que arriesgarte, y no dejarse caer si se cometen errores". 
 

domingo, 10 de enero de 2016

12 Objetivos que debes Lograr para Convertirte en un Empresario Exitoso

Javier Diaz

Finalmente has tomado la decisión de emprender y vas con total convicción y determinación a convertirte en un empresario exitoso. Felicitaciones!, has dado un primer paso importante que muchos jamás se atreven a dar, pero te espera un camino lleno de retos por superar y objetivos por alcanzar para lograr tu sueño.

En esta ocasión quiero compartirte una lista de objetivos que, en la medida que los vayas logrando, te irán acercando a tu gran sueño de convertirte en un Exitoso Empresario.

Puede que algunos de estos objetivos ya los hayas alcanzado, pero probablemente hay otros en los que estás trabajando. Lo importante es que cada uno de estos objetivos los tengas claros, les pongas una fecha, diseñes las estrategias que te ayudarán a lograrlos y trabajes con determinación cada día para alcanzarlos.

Pasos que debes dar en tu Camino para Convertirte en un Empresario Exitoso


Convertirse en un empresario exitoso Imágenes por Shutterstock

 

1. Conseguir tu primer cliente


Conseguir tu primer cliente significa que por fin tienes una versión comercial de tu producto o servicio, por la cual hay personas dispuestas a pagar. Tu primer cliente significa que ya tienes un modelo de negocios con viabilidad comercial. Lograr este objetivo significa que finalmente tu idea está lista para convertirse en un negocio.

Pero ten cuidado, evita caer en el error de creer que tu primer cliente es ese amigo o familiar que te compro por apoyarte. La idea es que ese primer cliente te compre porque realmente encuentra valor en el producto o servicio que ofreces.

 

2. Formalizar tu empresa


Un gran paso en la vida de todo empresario es la formalización empresarial. Dar este paso significa que estamos listos para asumir las responsabilidades comerciales, laborales, tributarias y penales que implican tener una empresa.

Cada país cuenta con sus propias legislaciones y entidades encargadas de regular el comercio. Si quieres ser un empresario exitoso, jamás te puedes desentender de tus obligaciones legales. Recuerda que el desconocimiento de las leyes, no nos exime de su cumplimiento. El incumplimiento de las leyes puede acarrear sanciones de diferente índole, incluyendo financieras y penales.

Y, algo importante, es que las leyes también incluyen algunos beneficios que sólo podremos aprovechar si los conocemos.

Formalizar tu negocio significa que te estás tomando en serio tu rol de ser empresario y que estás dispuesto a asumir con responsabilidad todos los retos que implica crear una empresa.
Pasos para ser un empresario exitoso

 

3. Registrar tu marca


Registrar una marca significa que quieres que tu producto, tu servicio y tu empresa sean únicos en el mercado, y por lo tanto estás dispuesto a invertir para tener una marca exclusiva que te identifique y te distinga en el mercado. Este paso significa que has entendido que tu marca es un activo y que vas a trabajar para que ese activo aumente su valor cada día.

 

4. Vivir de los ingresos generados por tu empresa


Cuando empezamos un negocio, pueden pasar meses y meses antes de que los ingresos generados justifiquen desde el punto de vista financiero lo que estamos haciendo. Por tal razón, muchos emprendedores deciden iniciar su negocio a medio tiempo, mientras el resto del tiempo lo dedican a un empleo que les garantice ingresos para cubrir sus gastos personales. Incluso, la gran mayoría se ven tentados a acabar su empresa para conseguir un empleo con un salario superior a los ingresos que estaban obteniendo con sus negocios. Lo cierto es que construir una empresa sostenible es un ejercicio de tiempo completo; debes dedicar todo tu tiempo, esfuerzo y energía a tu negocio si quieres verlo prosperar. Por lo tanto, es fundamental llegar a ese momento en que los ingresos de tu negocio cubran por completo los gastos del negocio y además te permitan cubrir tus gastos personales.

Lograr este objetivo significa que puedes enfocarte 100% a tu empresa y que estás listo para dedicarte en cuerpo y alma a hacer crecerla crecer.

 

5. Contratar tu primer empleado


Llega el momento en que ya no das abasto para todo el trabajo que hay para hacer en tu empresa, pero afortunadamente las ventas han ido creciendo y los ingresos son suficientes para justificar la contratación de tu primer empleado. 
Este gran paso significa que has entendido que para seguir creciendo, debes invertir en personas que te apoyen en los procesos de tu negocio. En este momento descubres el gran poder de delegar la parte operativa de tu empresa para que puedas enfocarte en la parte estratégica.

Te recomendamos leer ➔ 11 Inversiones que todo Empresario debe realizar para hacer Crecer su Negocio

 

6. Concretar tu primer gran negocio


Has trabajado arduamente con disciplina y constancia por meses y por fin ha llegado ese gran momento que estabas esperando: has conseguido concretar tu primer gran negocio con ese cliente que representa una gran oportunidad para tu empresa.

Lograr este objetivo significa que tu empresa ha entrado a las grandes ligas y está lista para para hacer negocios a lo grande.

En este momento te das cuenta de que valió la pena formalizarte, registrar tu marca, invertir en talento y dedicarte por completo a tu empresa.
Empresario exitoso

 

7. Crear tu primer alianza estratégica


Las alianzas estratégicas son "detonadores" que impulsarán tu empresa al siguiente nivel. Un aliado estratégico es aquel que te ayuda a optimizar los procesos en tu negocio, es decir, a lograr mejores resultados, en menor tiempo y con menor inversión de recursos.

Identifica aquellas organizaciones a las que puedas ofrecerles algo a cambio de que ellas también te ofrezcan un beneficio estratégico para tu negocio. 

La clave en este objetivo está en crear relaciones sostenibles en las que ambas partes ganen.

Construir alianzas estratégicas significa que las fortalezas de tu empresa están siendo potenciadas por las fortalezas de otras empresas. Esto se llama sinergia.

Te recomendamos leer ➔ Cómo desarrollar alianzas estratégicas que impulsen el crecimiento de tu empresa

 

8. Adquirir tu primer local propio


Al principio probablemente debas empezar tu negocio en la sala de la casa o en un local arrendado, pero llega el punto en que las finanzas te permiten invertir en un local propio. Lograr este objetivo significa que tu empresa empieza a consolidarse y sus activos están creciendo de manera sostenible.

 

9. Lograr que tu empresa se convierta en un referente en la industria


Este objetivo consiste en lograr que tus clientes hablen de ti y te prefieran sin importar que existan muchas otras empresas ofreciendo productos y servicios similares. Ser un referente en la industria significa que has construido una empresa con una propuesta de valor única, que estás creando experiencias memorables para tus clientes y que has sabido comunicar de manera efectiva los beneficios que tu negocio ofrece.

Recuerda que la esencia de tu negocio es servir; cuantas más personas ayudes con tu negocio, más exitoso serás. Si te enfocas en las personas y en crear valor para ellas, seguramente llegará el momento en que tu empresa deje de ser una más para convertirse en parte de la vida de tus clientes. Lograr este objetivo significa que tu negocio está haciendo más que dinero; significa que tu negocio tiene un verdadero propósito y que estás impactando positivamente el entorno. Es en este momento en el que tu negocio empieza a trascender y a dejar su huella en la historia.

 

10. Lograr que tu empresa funcione sin tu presencia


Cuando logras que tu empresa funcione sin tu presencia, significa que has construido un sistema sólido y con vida propia capaz de expandirse de manera sostenible.

Para lograr esto, las claves son: delegar, estandarizar y sistematizar. Este proceso toma su tiempo, pero es algo que debes visionar desde el día que abras tu negocio. Si el buen funcionamiento de tu negocio depende de que estés todo el tiempo pendiente de todo, significa que no estás aprovechando el potencial de los recursos y del talento que tienes a tu disposición.
Éxito empresarial

 

11. Comenzar a vender tus productos y servicios en otros países


Cuando ya has dominado el mercado local, una estrategia de crecimiento empresarial interesante es la internacionalización, es decir, llevar tus productos y servicios a otros países. 
Este es un paso enorme y que supone grandes retos, pero si has logrado los 10 objetivos anteriores, seguramente para este momento ya estás dirigiendo una compañía sistematizada y sostenible con un gran potencial de crecimiento que necesita aventurarse en mercados más grandes.

Existen diferentes maneras de llevar tu producto a mercados internacionales, por ejemplo: con alianzas estratégicas, abriendo sucursales de tu negocio en otros países o abriendo exportaciones. La opción más adecuada depende del tipo de producto que ofrezcas y de tus objetivos como empresario.

Te recomendamos leer ➔ Guía para Internacionalizar tu Negocio

 

12. Salir a la Bolsa de Valores


La bolsa de valores es una gran oportunidad para capitalizar tu empresa y hacerla crecer financieramente. Lograr este objetivo significa que tu empresa ahora está invirtiendo en proyectos mucho más grandes y que cuenta con la suficiente organización para conseguir financiación a través del mercado de valores.

Cuando una empresa comienza a negociar sus acciones en el mercado bursátil, a esta operación se le conoce como OPV (Oferta Pública de Venta). Algunas de las OPV más grandes de la historia son las de Alibaba, Facebook y Google, tres compañías que alcanzaron cifras record el día que salieron a la bolsa.

 

13. Bonus: Lograr que la historia de tu empresa se convierta en un libro que inspire a otros emprendedores


Luego de alcanzar todos los objetivos mencionados, tu empresa será sin duda una compañía exitosa que está impactando la vida de millones de personas, generando empleo y aportando valor al mercado. ¿Qué sigue después? Para este momento, tu historia y la historia de tu empresa serán la inspiración para muchos otros emprendedores que sueñan con ser empresarios exitosos. Lo más probable es que tu historia se convierta en un libro de referencia en temas empresariales. Lograr este objetivo significa que has dejado tu huella en la historia y que ahora quedarás inmortalizado inspirando a nuevas generaciones de emprendedores. Haz cumplido tu sueño de convertirte en un empresario exitoso :)

¿Cuáles de estos objetivos ya has logrado? ¿Cuáles objetivos esperas alcanzar el año próximo? ¿Cuál otro objetivo consideras importante a lograr en el camino hacía el éxito empresarial?

Estos objetivos no son un "paso a paso", son más bien retos de referencia que te irán acercando a tu sueño de ser un empresario exitoso a medida que los vayas superando. Apunta cada objetivo en una hoja y ponle una fecha en la que esperas lograrlo y la estrategia que te ayudará a conseguirlo. No te desesperes queriendo alcanzarlos todos ya mismo, al contrario, debes trabajar con disciplina, paciencia y constancia si quieres lograrlos. Te va a tomar años lograr todos los objetivos, pero serán años apasionantes en los que cada día tendrás un motivo para levantarte entusiasmado de la cama.

sábado, 9 de enero de 2016

El problema de acumular conocimiento y no practicarlo


Si no practicamos y vivimos el conocimiento que tenemos, entonces realmente no podemos decir que sabemos. Y esto es lo que nos sucede actualmente, en una era prácticamente de ignorancia y disociación entre el conocimiento y lo que hacemos con ese conocimiento

Por: Alejandro Martinez Gallardo -

 

 altercultura

 

 SchoolOfAthens


La diferenciación entre el conocimiento y el ejercicio de ese conocimiento, que constituye la verdadera sabiduría, fue hecha desde un inicio por las diferentes tradiciones. Ya Platón había distinguido entre una vida filosófica integral, como la de Sócrates, y una filosofía discursiva como la de los sofistas, que eran capaces de grandes acrobacias lingüísticas para persuadir a casi cualquiera pero no que no eran capaces de poner en práctica sus argumentos ellos mismos. Aunque la filosofía moderna haya asumido ser un comentario de la filosofía platónica y considere que el espíritu helénico es su ilustre ascendente, podríamos afirmar que son los sofistas los que han triunfado. El conocimiento hoy en día, controlado por la academia (término que hoy parece mal tomado de la escuela de Platón) y las instituciones que la fondean, en gran medida se ha desviado de la concepción original de la filosofía. Presenciamos desde hace siglos una disociación entre el conocimiento intelectual y la vida moral y ascética necesaria para encarnar los principios que se discuten y se defienden como verdades. Pero es una verdad muy endeble la que sólo se sostiene con palabras y no con actos, ni con la transformación de la conciencia y el tangible mejoramiento del individuo, tanto moral como intelectualmente.

Seguramente esta disociación entre el conocimiento meramente intelectual y la aplicación del conocimiento a todos los aspectos de la existencia, especialmente aquellos que tienen que ver con nuestra relación cualitativa con el entorno, ocurrió paulatinamente con la consolidación del materialismo científico y de la preeminencia de los valores económicos. En la actualidad hemos llegado al punto en el que lo importante es ser inteligente (en un sentido mundano) y no ser bueno; de hecho consideramos que la bondad es sinónimo de ingenuidad (lo es sólo en un mundo rapaz, donde lo importante es obtener mayores beneficios personales). Si creemos que sólo existe esta vida, que avanzamos irremediablemente hacia la nada y que el mundo no tiene un propósito ni una base eterna –sin alma ni karma, es fácil pensar entonces que lo importante o deseable es simplemente apilar más poder y riquezas, pasarla bien un rato sin temer demasiado las consecuencias. En este sentido, la función del conocimiento se separa de la virtud moral y la transformación espiritual, para revelarse como una herramienta para satisfacer nuestros deseos y conseguir bienes materiales. El materialista podría contestar que existe la continuidad de la materia, de la especie humana, incrustada en la ciega evolución del universo, pero su egoísmo está tan instalado, que poca diferencia hace esto en sus actos y en la práctica le cuesta y no logra empatizar y “sacrificar” su vida para beneficio de las siguientes generaciones, con las cuales no tendrá vínculo tangible, puesto que él, en su totalidad, habrá dejado de existir. Necesitamos creer que estamos unidos profundamente con los demás para poder ejercitar el bien, la compasión, la virtud. 

shutterstock_dataviz

Lo que llamamos aquí disociación –pero que podríamos también considerar una incongruencia entre la sofisticación del pensamiento y la entereza del acto, hoy en día  ha llegado a un punto crítico, debido a la sobreabundancia de información, misma que no tiene un equivalente de confirmación y consolidación a través de la práctica. De la misma manera en que en nuestra época hemos desarrollado el hábito de existir en espacios virtuales que se diferencian de lo que en relación llamamos el mundo real, también hemos desarrollado el hábito del conocimiento virtual a diferencia del conocimiento real. Nuestro conocimiento está basado en la información y cada vez tenemos más información, pero esa información sólo nos brinda un conocimiento virtual y generalmente superficial de las cosas, y no tiene una equivalencia práctica. Cada vez conocemos más cosas, pero no existe una relación proporcional con nuestra capacidad de hacer cosas, esto es desde objetos materiales, como también disciplinas inmateriales que produzcan resultados tangibles en el cuerpo o en la psique. Hemos comprado la idea de que la información es por sí misma un bien y que es equivalente a conocimiento e incluso a conciencia, pero esto es fácil de refutar mirando a nuestro alrededor y a nuestro interior. Para que la información se convierta en conocimiento es necesaria la experiencia, es decir la práctica, que hace que ésta se integre como un todo coherente. 

Algunos analistas de medios han detectado que nuestra era de la información es también la era de la desinformación o de la sobreinformación (el escritor Charles Simic la llama simplemente la era de la ignorancia), en la que el libre acceso se torna una inundación de información que no pasa por los antiguos filtros que, si bien a veces restringían la información con fines de control, también, sobre todo, nos instruían y daban sentido a la información, separando de alguna manera el grano de la paja. La abundancia de la información significa también que cada vez existe más información de poco valor y que el gran torrente de lo nuevo sepulta lo viejo que había perdurado por alguna razón (quizás porque tenía un valor basado en principios menos efímeros). A esto se suma que la gran libertad del hombre moderno –quien tiene el derecho de hacer y consumir lo que le dé su regalada gana– también lo ha enfrentado con el vacío de no tener autoridades confiables que lo orienten dentro de este laberinto. Existe una gran diferencia entre tener acceso a información –por ejemplo un tratado de alquimia del siglo XVII– y tener un conocimiento valioso por haber consumido ese contenido. En muchos casos, como en el ejemplo citado, de hecho el contenido no tiene sentido si no es puesto en práctica, para lo que a veces es necesario incluso un maestro que siga dentro de la tradición de ese conocimiento. Asimismo, la información que impera en los medios electrónicos refleja el paradigma materialista utilitario en el que se favorecen los contenidos que puedan tener un beneficio inmediato y que no requieran de un esfuerzo significativo de la audiencia. 

Si bien la filosofía occidental advirtió sobre este problema, en la filosofía oriental existe toda una tradición que categóricamente enfatiza que no existe conocimiento verdadero sin práctica y de hecho la práctica es en jerarquía superior a todo conocimiento intelectual. En el budismo, por ejemplo, es totalmente plausible alcanzar la iluminación sin leer ningún libro mientras que se lleve a cabo una práctica virtuosa, en cambio es completamente inaudito alcanzar un estado elevado de conciencia solamente leyendo libros sin que esto vaya acompañado de un accionar. De hecho existen numerosos maestros que recomiendan abandonar totalmente el aspecto intelectual y concentrarse únicamente en la práctica, en el trabajo diario de la mente y el cuerpo (evidentemente en este punto no debemos ser demasiado extremistas, ya que la mayoría de los maestros budistas o de otra tradición estará a favor de un equilibrio, puesto que cada uno puede ayudar a profundizar en el otro).
normal_wheel-deerRueda del Dharma con venados
El maestro budista de la escuela nyingma, Thinley Norbu, hace una buena labor recalcando esto. En su texto White Sail, escribe que para no hacer de nuestra vida un completo desperdicio “toda la actividad humana debe estar conectada al Dharma”. Dharma es un término interesante, ya que refleja de manera muy especial lo que venimos diciendo aquí. Por una parte, Dharma se puede traducir como “ley”, “verdad” o “realidad”, pero también significa el camino o la práctica misma, es decir, expresa la identidad entre la verdad y la acción que refleja esa verdad. Coloca en el centro de la filosofía la congruencia entre el pensamiento y la acción, y conecta la estructura metafísica con los actos materiales que son el acabado de esa estructura. Norbu nos exhorta a evitar la tendencia a conocer mucho “pero sólo usar lo que aprendemos para nuestro propio beneficio temporal en esta vida”, puesto que este conocimiento se convierte en “un obstáculo para romper la primacía del ego, ya que no tiene la intención positiva de alcanzar la iluminación para el beneficio propio y el de los demás… Si estamos más interesados en adquirir conocimieno que en conectar el conocimiento con la práctica, no tendremos beneficios incluso si estamos familiarizados con ideas espirituales”. A esto último, Chögyam Trungpa lo llama “materialismo espiritual”, una idea de acumulación de bienes espirituales que no encuentra su liberación en la práctica y en la que ocurre lo mismo que con el hombre que va guardando su dinero y sus tesoros sin nunca usarlos. 

Además, este mal hábito de acumulación tiene el efecto negativo de que bloquea el ingreso de nuevo conocimiento, debido a que al no practicarlo tampoco lo ponemos a prueba y mantenemos ocupado nuestro sistema de creencias y nuestro espacio de memoria por esta información que tenemos como cierta, pero que a lo mucho es una conjetura. Dice Norbu:

La esencia del aprendizaje es colocarnos en un estado de alerta ante nuestros hábitos para poder cambiarlos. Así podemos entender lo que sea que aprendemos y podemos liberarnos de la contradicción. Estudiar sin el aprendizaje más profundo de la practica puede causar un malentendimiento al desarrollar el hábito de la intelectualización.

El problema del conocimiento meramente intelectual es que se pierde del aspecto fundamental de la experiencia, de aquello que no puede comunicarse solamente con palabras. Leer sobre una experiencia mística o un estado de conciencia elevado nunca podrá hacernos experimentar un estado místico o elevar nuestra conciencia, especialmente si nunca lo hemos experimentado antes. En cambio, la práctica, eventualmente, después de mucho trabajo, puede conducirnos a esa experiencia. En una de las famosas conversaciones entre Buda y su discípulo Ananda, conocido por su gran memoria, Buda distingue la meditación de la memorización de las enseñanzas y dice que meditar es como comer un almuerzo, mientras que memorizar las enseñanzas es como hablar del almuerzo; meditar es como tomarse una medicina mientras que memorizar las enseñanzas es equivalente a las instrucciones del médico: es la medicina la que cura. Norbu cita un sutra que dice: “Quien conoce el Dharma pero no lo practica es como un capitán de barco que lleva a otros a través del océano pero que él mismo naufraga en el océano”. Künkhyen Longchen Rabjam nos dice algo que podríamos adaptar perfectamente al Internet y a la cuasi infinita cantidad de data en la que estamos inmersos:

Ya que el conocimiento es como las incontables estrellas en el cielo,

El estudio de ideas nunca puede agotarse.

Así, en esta vida, es mejor descubrir la naturaleza profunda,

el significado esencial del Dharmakaya.

Tal vez podemos pensar que estamos lejos de tradiciones como el budismo con su clara disciplina hacia el Dharma, o tal vez no estemos inclinados al misticismo. Sin embargo, todas las tradiciones religiosas y filosóficas tienen un importante componente de práctica. Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que no hay filosofía sin ética ni estética, es decir sin experiencias que consoliden el saber filosófico. Por ello, en el platonismo encontramos una identidad entre las ideas de verdad, bondad y belleza, las cuales son una especie de Dharma a la occidental. Hacer el bien conduce a lo divino pero también contemplar la belleza nos lleva a lo bueno y nos permite encontrar lo universal en lo individual, acercándonos a un valor más profundo que lo meramente material. En este sentido también el arte puede ser una práctica filosófica –y no sólo la creación artística sino también la contemplación artística, no en tanto que intelectualiza, sino que experimenta directamente una esencia o un arquetipo.sakyamuni_leaving_his_mountain_retreat1310999758418
Buda Shakyamuni descendiendo la montaña después de retiro ascético
 
No sólo en las filosofías orientales tenemos toda una gama de prácticas ascéticas, también en las diferentes filosofías grecolatinas. Pensemos en Pitágoras y todos los requerimientos que imponía para ser admitido en su escuela (entre ellos, pasar hasta 5 años en silencio). Los cínicos, los estoicos, los epicúreos, etc., todos tenían una serie de prácticas identificables, ya sea que fueran dietas, oraciones, libaciones, sacrificios, o una serie de actos morales predefinidos. Como nos dice Pierre Hadot, la filosofía antigua es de hecho un “ejercicio espiritual”. 

Los tres grandes monoteísmos no podrían entenderse (y sobre todo vivirse) sin la práctica orientada a incrementar la disposición espiritual del practicante y acercarlo a unirse con su dios. Estas practicas –meditación, oración, ayuno, caridad, etc.– van mucho más lejos de las costumbres modernas como ir a misa un día a la semana o cosas similares; están integradas a un continuum en la vida diaria y son inseparables de sus actos más comunes.

Hoy en día, los filósofos que son tomados como serios, encumbrados en las torres de marfil de las universidades, no se rebajarían a recomendar una serie de disciplinas ascéticas o condicionar el acceso al conocimiento a una serie de prácticas de refinamiento de la percepción –esto es considerado propio de gurús de autosuperación y personajes intelectualmente inferiores. 

El paradigma reinante de la filosofía como una disciplina mayormente intelectual prioriza la acumulación de conocimiento –el que más ha leído, el mejor informado, el que más argumentos puede barajar es considerado el más inteligente e incluso el más sabio. Esta concepción hace de la inteligencia algo similar a un bien material que debemos atesorar cuantitativamente y la cual podremos usar como si fuera una divisa. En la visión oriental, pero que también encontramos en la tradición mística de Occidente, lo único que se busca acumular es virtud, todo lo demás es un peso adicional para liberarse de la rueda de ilusiones y la feria de vanidades que es este mundo.  

  
La razón por la que la filosofía tradicional y la religión practican no sólo la purificación de las propias cualidades sino también la bondad y la virtud no es sólo por un idealismo intelectual, se basa en la convicción –que a su vez se basa en la experiencia mística– de que la vida personal que experimentos individualmente es sólo una fase transitoria –y por lo tanto ilusoria– hacia la realidad de la vida impersonal del ser universal, en el cual el individuo se abandona para unirse con la totalidad omnipresente. Esto es el Uno (o la mónada) de Pitágoras, Platón y Plotino; el Tao de Lao-Tse; el Dharmakaya de los budistas; el Ein Sof de los cabalistas; el Cristo de los cristianos. Una de las formas principales en las que un individuo deja el estado que lo separa de la unidad absoluta es perdiendo importancia personal, olvidándose y abandonándose en el otro, dirigiendo sus actos ya no a la afirmación de su ego sino al beneficio de los demás que son la manifestación en el mundo actual de la totalidad a la cual desea unirse. Es por esto que en su más alta comprensión el amor y la compasión son afectos universales, dirigidos a todos los seres y no a un individuo –el cual puede servir únicamente como el umbral hacia lo universal.     

Dice el filósofo Manly P. Hall, el gran recuperador de las tradiciones místicas, “si quieres conocer la doctrina, vive la vida” o, en otras palabras, la verdadera sabiduría no puede aprenderse, debe experimentarse, y no sólo experimentarse una vez en un salto de la conciencia sino que debe experimentarse de manera constante aunque discreta, de tal forma que se funda con la existencia misma, que no haya intervalo entre lo que conocemos y lo que hacemos. Esta es la función y el secreto mismo de la sabiduría: convertirse en aquello que uno conoce. 

Twitter del autor: @alepholo